26/08/2014

No Comment

OmByCO

OmByCO

Cuando compramos una piedra debemos limpiarla energéticamente y periódicamente ya que se descargan al contacto o ante la negatividad del ambiente o tránsito de personas en general.
Hay diferente formas de limpiarlas y recargarlas: con agua con sal, dejándolas sobre la tierra, en una corriente de agua, con el humo del incienso,…

Hay cristales y gemas como el ópalo, la hematita, el lapislázuli y la pirita deben mantenerse lejos del agua salada. Puede cambiar su aspecto o sus propiedades mágicas y pueden tener un efecto adverso.

[fb_button]