Las piedras son utilizadas con fines religiosos o terapéuticos por distintas culturas desde la antiguedad. En Egipto, el lapislázuli otorga poder. En China, el jade se utiliza para prolongar la vida y para atraer el amor. Los Aztecas hacían espejos con la obsidiana, para la adivinación. Los monjes budistas tienen cinco materias sagradas: el cristal de roca: símbolo de luz, la turquesa: la infinidad del mar y del cielo, el coral: la vida, el oro: la luz solar y la plata: la luz de la luna.

Las piedras son símbolo de Poder, Luz, Armonía, Belleza y Sabiduría.

Desde tiempos remotos, pueblos de distintas culturas y continentes han utilizado los poderes espirituales y curativos de las gemas y cristales.