Las piedras son utilizadas con fines religiosos o terapéuticos por distintas culturas desde la antiguedad. En Egipto, el lapislázuli otorga poder. En China, el jade se utiliza para prolongar la vida y para atraer el amor. Los Aztecas hacían espejos con la obsidiana, para la adivinación. Los monjes budistas tienen cinco materias sagradas: el cristal de roca: símbolo de luz, la turquesa: la infinidad del mar y del cielo, el coral: la vida, el oro: la luz solar y la plata: la luz de la luna.

Las piedras son símbolo de Poder, Luz, Armonía, Belleza y Sabiduría.

Desde tiempos remotos, pueblos de distintas culturas y continentes han utilizado los poderes espirituales y curativos de las gemas y cristales.

Las piedras, sus poderes y para que se utilizan

ÁGATA

Suerte.
El Ágata atrae la buena suerte en asuntos relacionados con el amor y las pasiones. De gran poder vibratorio, equilibra y favorece la introspección, recomendable para meditar. Proporciona estabilidad, fuerza y valor. Se considera una piedra protectora
Ágata azul: Alivia los dolores de cuello y hombros.
Ágata de Botswana: Aumenta la creatividad. Ayuda a solucionar problemas. Bueno para el sistema nervioso.
Lugares de hallazgo: Brasil, Botswana, Uruguay, India.

AMATISTA

Energía
Variedad de cuarzo transparente, teñido por el óxido de manganeso, de color violeta, tiene gran poder curativo, es regeneradora de energía, proporciona alivio en los momentos de angustia. Ayuda en la meditación y proporciona equilibrio mental.
Lugares de hallazgo: Brasil, Madagascar, Uruguay, México.

Lapislázuli

Comunicación.
Piedra fina opaca de color azul intenso, se le conoce como la piedra de la comunicación, ayuda a pensar racionalmente. Es la piedra de la sabiduría y el conocimiento. Muy utilizado en meditación, es eficaz para controlar los desajustes emocionales, cura la melancolía. Aporta paz y sosiego general al cuerpo y a la mente.
Lugares de hallazgo: Afganistán, Siberia, Lago Baikal, Chile, Birmania.

MALAQUITA

Carbonato natural de cobre, de un hermoso color verde, de brillo adamantino a vitreo, hace consciente los deseos y ansias.

JADE

Fortuna
Silicato natural de aluminio, calcio y magnesio, de color verde, muy utilizado en el arte oriental. El Jade es el símbolo de la suerte en los negocios. En China, tradicionalmente, se la considera una piedra protectora, que aporta fuerza interior y buena suerte. Está indicado para el tratamiento de las afecciones oculares, problemas de vesícula, dolor de riñones. Fomenta la ponderación y la tranquilidad.
Lugares de hallazgo: China, Birmania, Rusia.

OJO DE TIGRE

Libertad.
Variedad de calcedonia de color gris paja, amarillo ó verdoso. Llamada Piedra de la Libertad, proporciona una gran fuerza interior. Recomendable para personas introvertidas y necesitadas de estímulo, favorece los cambios en rupturas traumáticas. Beneficioso para el sistema digestivo.
Lugares de hallazgo: Sudáfrica, Australia, India.

ÓNIX

Depresión.
Variedad de ágata, notable por su finura y por las bandas de diversos colores que presenta, está indicada para el tratamiento de la epilepsia y la depresión. Estabiliza emocionalmente y mitiga el terror a lo desconocido y a lo oculto. Ayuda a tomar decisiones.
Lugares de hallazgo: Brasil, Marruecos.

TURQUESA

Creatividad.
Fosfato natural de alímina con algo de cobre y hierro, esta piedra preciosa de color azul cielo ó azul verde, opaca o transparente, aumenta la capacidad creadora del pensamiento. Es un reconocido amuleto para viajeros, absorbe la energía negativa, purifica la sangre por lo cual está indicada para el tratamiento de los trastornos circulatorios. Equilibrante, apaciguante. Inspira amistad y lealtad. Gran protectora contra todo agente contaminante.
Lugares de hallazgo: Egipto, Afganistán, China, Estados Unidos.

CUARZO ROSA

Amor
Por sus magníficas propiedades relajantes está indicado en las enfermedades nerviosas. Cura la angustia emocional y fortalece el carácter. Calmante. Disipa rencores, celos, miedos, pesares y resentimientos. Alivia el desequilibrio emocional.
Lugares de hallazgo: Madagascar, Brasil, Estados Unidos.

CITRINO

Variedad cristalina del cuarzo, de color amarillo claro y transparente, fomenta la individualidad y libera de angustias. Da ánimo. Se cree que abre la mente a nuevos pensamientos y que equilibra la impaciencia y la inquietud.
Fomenta el optimismo. También atrae la abundancia, y se conoce como la “piedra del comerciante”, ya que se coloca donde se tiene un comercio no sólo para obtener riqueza, sino para mantenerla. Bueno para la concentración mental, la resistencia y la autoestima.
Lugares de hallazgo: Brasil, Madagascar, Rusia.

PIEDRA LUNA

Ayuda a la comunicación a través del pensamiento claro, la inspiración o la receptividad; beneficia en el cumplimiento del propio destino. Considerada durante mucho tiempo la piedra preciosa para desarrollar habilidades psíquicas, lograr la satisfacción del deseo y el equilibrio de las emociones, se dice que la piedra de luna ayuda a cumplir los deseos, pero tiende a funcionar mejor frente a aquellas cosas que son necesarias, que a las que son deseadas.
Lugares de hallazgo: India, Sri Lanka.

AGUAMARINA

Piedra fina considerada como una variedad transparente del berilo, de color agua de mar ó verdemar, azul claro con matices verdes. Es la piedra de los marinos y viajeros. Aporta felicidad y bienestar. Fomenta la tranquilidad y la ligereza.
Lugares de hallazgo: Irlanda del Norte, Italia, en la antigua Unión Soviética, Namibia, Madagascar, Zimbabwe, Tanzania, Kenia, Sri Lanka, India, Estados Unidos, Australia, Pakistán, Afganistán, etc. Las minas más importantes del mundo se encuentran en Brasil (Minas Gerais).

“La energía no se crea, siempre existe, y no se destruye,
solamente se transforma por medio del pensamiento o voluntad de quien la maneja”  Einstein

 

Los cuarzos tienen efectos poderosos para corregir los patrones de energía normal que pueden ser la causa de molestias o enfermedades.
Trabajan con las energías sutiles o etéricas movilizando la energía estancada, al mismo tiempo que estabiliza los niveles de conciencia,
por lo que se esta efectuando curación con energía pura.